POSTRES Y DULCES

Minitroncos de requesón con granada

Para hacer estos minitronquitos de requesón con granada hemos utilizado agar-agar gelificante y miel. Cuando se extiende la lámina, se corta en rectángulos para hacer los rollitos.

Personas:
8
Tiempo:
15 min
Calorías:
286 Cal
paso_a_paso_para_realizar_minitroncos_de_requeson_con_granada_resultado_final
Ingredientes
250 g requesón
200 g miel
3 g agar-agar gelificante
1 granada pequeña para decorar
2 ramitas menta o hierbabuena para decorar
Temporada: Todo el año
Técnica: Técnica mixta
Tipo Plato: Postres
Precio: € €
Dificultad: Media
¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
4 (3 votos)
Elaboración:
paso_a_paso_para_realizar_minitroncos_de_requeson_con_granada_agregar_el_agar_agar_a_la_mezcla_de_miel
Paso 1

Pon un cazo al fuego, añade 200 ml de agua y caliéntala. Agrega entonces la miel y remueve despacio con una cuchara hasta que esté totalmente disuelta. Incorpora el agar agar y sigue mezclando hasta integrarlo. Sube la intensidad de la llama, lleva a ebullición y deja que cueza todo junto durante 1 minuto. Retira del fuego.

paso_a_paso_para_realizar_minitroncos_de_requeson_con_granada_cortar_la_lamina_de_gelificante
Paso 2

Forra una fuente plana con papel sulfurizado o con film transparente de cocina si lo prefieres. Vierte encima la preparación anterior y extiéndela formando una lámina fina. Espera a que se temple un poco y córtala en ocho cuadrados de unos 8 x 8 cm de lado. Deja que se enfríen a temperatura ambiente. Mientras tanto, pela la granada y separa los granos. Lava la aromática y sécala con papel de cocina.

paso_a_paso_para_realizar_minitroncos_de_requeson_con_granada_rellenar_las_laminas_de_gelatina
Paso 3

Coloca el requesón en un colador y deja que escurra todo el suero. Pásalo a un cuenco y bátelo enérgicamente hasta que esté cremoso y homogéneo. Repártelo en el centro de los cuadrados y enróllalos poco a poco para evitar que se rompan. Reparte los tronquitos en los platos, decora con 4 cucharadas de granos de granada y la menta o la hierbabuena, y sirve.

El truco:
Antes de abrir la granada, dale unos golpecitos con la mano del mortero. Luego, pártela por la mitad y desprende los granos, eliminando la membrana amarillenta que los separa.
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?