POSTRES Y DULCES

Tarta helada de chocolate

Personas:
8
Tiempo:
40 min
TARTA HELADA DE CHOCOLATE.

Ingredientes para Tarta helada de chocolate

  • 250 g chocolate negro fondant
  • 260 g mantequilla
  • 250 ml leche
  • 60 g azúcar
  • 6 yema de huevo
  • 225 g galleta digestive para la base
  • 50 g mantequilla para la base
  • 2 cda bolitas de chocolate para la decoración
Preparación con antelación
Dieta: Vegetariana
Temporada: Todo el año
Técnica: Baño maría , Técnica mixta
Tipo Plato: Postres
Precio: € €
Dificultad: Media
¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
4 (12 votos)

Cómo hacer Tarta helada de chocolate

blank

Paso 1

Preparar la base: trocear la mantequilla y dejarla a temperatura ambiente hasta que se ablande. Picar las galletas con la picadora hasta que estén casi molidas. Añadir la mantequilla y remover hasta obtener una masa homogénea. Forrar un molde redondo con una hoja de papel sulfurizado, de modo que sobresalga por los bordes, y engrasarlo con un poco de mantequilla. Cubrir el fondo con la pasta de galleta, presionando con los dedos para que quede una capa uniforme, y dejar en la nevera 30 minutos.
blank

Paso 2

Trocear el chocolate y ponerlo en un cazo. Añadir 250 g de mantequilla y calentar la mezcla al baño María, removiendo con una cuchara de madera, hasta que el primero esté completamente fundido. Mezclar la leche con el azúcar en una cazuela. Remover bien y llevar a ebullición. Retirarla del fuego y esperar a que se temple.
blank

Paso 3

Disponer las yemas en un cuenco resistente al calor y batirlas con varillas manuales hasta que estén espumosas. Agregar la leche tibia, en un hilo y sin dejar de batir. Cocer al baño María, a fuego muy lento y removiendo con una cuchara de madera, durante 5 o 6 minutos, hasta que espese y vele la cuchara. Retirarla del fuego, añadir la mezcla de chocolate y mantequilla, y remover hasta que los ingredientes queden incorporados.
blank

Paso 4

Verter la preparación resultante en el molde, sobre la base de galleta, y alisar la superficie con una espátula. Esperar a que se enfríe y dejarla en el congelador durante 1 hora. Unos minutos antes de servir, retirar la tarta del congelador y dejarla reposar unos instantes a temperatura ambiente. Desmoldarla con cuidado, tirando del papel, y retirar éste. Colocarla en una fuente, decorar la superficie con las bolitas de chocolate y servirla en seguida.
El truco:
Acompañar la tarta con una salsa de frambuesas. Lavar 100 g, triturarlas con 2 cucharadas de azúcar hasta obtener un puré fino y tamizarlo.
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?